Glaucoma

31 Oct Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad ocular que se caracteriza por la pérdida de campo visual como consecuencia de un aumento de la tensión intraocular, por falta de drenaje del humor acuoso.

En un ojo normal, la parte anterior del ojo está llena de un líquido transparente llamado humor acuoso. Éste sale del ojo por medio del área pupilar para luego ser absorbido hacia el torrente sanguíneo por medio del sistema de drenaje del ojo (formado por una malla de canales que está alrededor del borde externo del iris). Si el drenaje es adecuado, la presión del ojo se mantiene normal.

Cuando falla el drenaje, por obstrucción de los canales, el líquido no puede salir, aumentando así la presión dentro del ojo y dañando las fibras del nervio óptico poco a poco, originando una pérdida progresiva del campo visual, desde la periferia. Inicialmente, el cambio de la visión suele ser pequeño y no se nota, llegando a tener solo visión central (efecto túnel). Con el tiempo, ésta también se perderá.

El glaucoma puede afectar a personas de todas las edades, desde bebés hasta adultos mayores. Pero las personas con mayor riesgo son los mayores de 60 años, los parientes de personas con glaucoma, los diabéticos, los que usan esteroides de manera prolongada y las personas con presión intraocular elevada.

El glaucoma no se desarrolla por leer mucho, leer con poca luz, por la dieta, por usar lentes de contacto, ni por otras actividades cotidianas; tampoco es contagioso ni amenaza la vida y rara vez causa ceguera si se detecta a tiempo y se trata. No obstante, el glaucoma es la segunda causa de ceguera en el mundo occidental.

Hay dos tipos principales de glaucomas:

1.- GLAUCOMA PROGRESIVO O CRONICO (DE ÁNGULO ABIERTO)

Es el más común, se caracteriza por la pérdida progresiva y gradual de visión en los treinta grados centrales del campo visual.

Su diagnóstico requiere un exhaustivo examen visual que incluye:

  1. Preguntas sobre antecedentes familiares
  2. Graduación de la vista
  3. Medida de presión intraocular
  4. Examen del ángulo de la cámara anterior del ojo con un instrumento óptico (gonioscopía).
  5. Observación estereoscópica de la papila.

No presenta síntomas hasta fases avanzadas, pero la sensación de pérdida de campo visual se manifiesta ocasionalmente en la lectura. La sensación de visión en túnel no se presenta hasta estadios tardíos de la enfermedad. Siendo la parte central la última es la última zona en verse afectada.

Tratamiento

El único tratamiento eficaz para detener el daño al nervio óptico es la reducción de la presión intraocular con fármacos como los análogos de prostaglandinas o los betabloqueantes. Frecuentemente se proporcionan combinaciones de fármacos de distintas familias.

Dado que el daño al nervio óptico, las pérdidas de campo visual y la presión intraocular elevada no están presentes en todos los pacientes, el tratamiento debe ser elegido de forma individual…

Posibles condiciones y enfermedades asociadas:

  • Asma
  • Fallo cardiaco congestivo
  • Hipotensión arterial
  • Litiasis renal
  • Los parientes de personas con glaucoma
  • Miopía.
  • Diabetes
  • Consumo de esteroides de manera prolongada

2.- GLAUCOMA AGUDO (POR BLOQUEO ANGULAR)

Es menos frecuente que el anterior, y deja mucho menos margen de tiempo para poder actuar. Se caracteriza por un aumento súbito de presión intraocular debida a un bloqueo de mucha amplitud, que impide la salida total o parcial del humor acuoso de la cámara anterior.

El daño al nervio óptico se puede producir en pocas horas en el primer ataque o como consecuencia de sucesivos episodios.

Los ojos en riesgo de sufrir el bloqueo pupilar son aquellos con una configuración anómala del iris (como el Iris Plateau), una rotación de la porción periférica del iris o un polo anterior de pequeño tamaño como el que tienen algunos pacientes hipermétropes.

A diferencia del glaucoma progresivo, este sí presenta síntomas que deben ser tenidos en cuenta: visión borrosa, dolor de ojos y de cabeza, náuseas y vómito, aparición de halos color arco iris alrededor de luces brillantes y pérdida repentina de la visión:

Tratamiento

El tratamiento definitivo y la profilaxis incluyen la realización de una extirpación parcial del iris (iridotomía periférica) con láser o una iridectomía periférica realizada en quirófano cuando no es posible emplear el láser.

Cuando el ojo está sufriendo el glaucoma agudo, y la córnea pierde transparencia debido al edema, resulta imposible realizar el tratamiento laser. En estos casos se realiza en primera instancia un tratamiento farmacológico destinado a reducir la presión intraocular con todas las medicaciones posibles.

Si no se realiza profilaxis a un paciente que haya sufrido un glaucoma agudo en un ojo, el otro ojo tiene un riesgo del 40 al 80% de sufrir un nuevo episodio entre 5 y 10 años después.

Posibles Condiciones y enfermedades asociadas

  • Hipermetropía.
  • Inserción anormalmente anterior de la raíz del iris (Iris Plateau).
  • Dilatación de la pupila inducida por varios colirios como la fenilefrina, el ciclopentolato, la tropicamida, la atropina o la homatropina (Midriasis Farmacológica),

 Fuente: Colegio Nacional de Opticos.Optometristas

Con carácter general, una detección precoz es clave para combatir la enfermedad, permitiendo un tratamiento temprano y evitando, en muchos casos, una pérdida de visión irreversible. Para el diagnóstico precoz del glaucoma debe medirse la tensión intraocular, además debe valorarse el campo visual y el estado del nervio óptico.

En Abel Opticos te podemos ayudar:

  • Midiendo tu tensión ocular y valorando tu campo visual, de forma rápida y gratuita, ya que en todos los casos la presión intraocular es uno de los síntomas del glaucoma. Por esta razón tanto en Madrid (Fernández de los Ríos, 69), como en Alcobendas (calle Constitución, 40) hemos incluido la medición de la presión intraocular en nuestros protocolos estándar de gabinete de optometría. Afortunadamente, hemos detectado ya a muchos pacientes con una presión ocular alta y que no tenían síntoma alguno previo.
  • Con Ayudas para Baja Visión: Si el Glaucoma ya ha provocado afecciones en el nervio óptico, podemos adaptar una serie de ayudas para Baja Visión (filitos y medios electrónicos) que pueden ayudar a ver mucho mejor. (Baja Visión Alcobendas, Baja Visión Madrid).

Si después de leer este resumen tienes dudas, reserva una cita en uno nuestros centros para comprobar y hacer seguimiento si fuese necesario).

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies